miércoles, 24 de abril de 2013

¿Debe pagar la CAI por la Torre del Agua?

Después de que el día 19-04-13 en Aragónradio2.com se diera como avance informativo que la CAI cedería la gestión de la Torre del Agua a Zaragoza Expo Empresarial (su auténtica dueña), desde el Ayuntamiento de Zaragoza están arremetiendo contra la entidad bancaria para que se haga cargo de los pagos atrasados en conceptos de IBI y de mantenimiento.

Realmente, la CAI no ha hecho mucho por la Torre, salvo pedir que se retirara la escultura Splash porque no cuadraba con los planes de adaptación a un futuro museo de la ciencia, y cederla para algún evento privado que dejó buenas contribuciones al parque empresarial, que seguro dieron para arreglar alguna gotera.  Pero nos gustaría ver lo que habría hecho el Ayuntamiento si hubiese tenido la gestión, dada la afición a deshacer lo hecho antes, y la poca imaginación que demuestran en situaciones de este calibre.


Se nos ocurre que el anuncio de que la CAI dejará la gestión de la Torre, puede venir motivado por el proceso de reestructuración que está viviendo, en el cual está dejando por el camino, todo aquello que le molesta a la gran beneficiada, su hermanastra mayor Ibercaja, que está claro que sólo quiere lo bueno de la CAI, su negocio; los achaques no los quiere ver ni en foto.  No en vano, esta última ya tiene bastante con hacerse cargo del Pabellón Puente, y eso que ahora que lo han vuelto a abrir, parece que vuelve a estar vivo.  Aunque todavía no se sabe lo que dará de sí la nueva orientación.

Opinamos que si hay que compensar de alguna manera el tiempo que no se ha hecho nada, pues que se compense, pero no creo que estuviera en el ánimo de la CAI quedarse con el edificio, si no era para darle uso, y si no hubiera sido por esta crisis que tenemos encima, ya le habrían sacado buen partido, a la vista del buen hacer con el que gestionan su obra social; y eso, amigos, es incuestionable.

Deseamos que este embrollo se solucione cuanto antes, porque ni la Torre, ni los ciudadanos, ni las entidades implicadas, merecen el desprestigio que esta situación genera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario