miércoles, 10 de abril de 2013

El futuro de la Torre del Agua

"Azul oscuro casi negro" es el título de una película del año 2006 del director Sánchez Arévalo, pero este título se podría aplicar al futuro de uno de los edificios más emblemáticos de la Expo 2008.

Cinco años después de la celebración de la muestra internacional, el Gobierno de Aragón sigue intentando desatascar el compromiso de CAI (ahora Caja3) por el que se iban a hacer cargo de la gestión del edificio.
Lo cierto es que el edificio sigue cerrado, salvo para eventos excepcionales, como la presentación que realizó Volkswagen el pasado año.


Desde centro de exposiciones temporales a Museo de la Ciencia, posibilidades no le faltan a un edificio que, después de desmontar la mítica estructura "Splash" (mira ahora lo podrían rentabilizar con el concurso de Antena3), ha quedado hueco y triste, languideciendo en el meandro de Ranillas, viendo como a su alrededor los edificios evolucionan, pero él se ha quedado, compuesto y sin novia.  Sólo le hace compañía el montaje de la Telecabina, que también tiene su tela el asunto.

La línea publicitaria y de eventos parece que es la que más tirón tiene, pero es difícil, en estos tiempos de crisis, que alguien invierta todo el dinero que haría falta para que el edificio recupere y mantenga, todo el esplendor que merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario