lunes, 8 de abril de 2013

Pabellón de España. Despropósitos

Tal y como informan los amigos de Legado Expo Zaragoza, el estado de conservación de uno de los edificios más emblemáticos de la muestra internacional, el Pabellón de España, es lamentable.
Además, se está viendo cómo se transforma la zona por las actuaciones para la futura Ciudad de la Justicia, mientras el Pabellón sufre el paso del tiempo.
Hace tan solo unas semanas, se inauguraba una parada del autobús turístico a tan solo unos metros del Pabellón de España, en el frente fluvial, es decir, a unos metros de esto.  La suciedad, las cerámicas de las columnas rotas, las vallas de protección atadas a las columnas del edificio... en definitiva, que la imagen que se da de una Post Expo es deplorable.  
Desde que en 2008 se anunciara el uso que iba a tener el Pabellón de España todo han sido incumplimientos y despropósitos reiterados en su contra.


El pasado 4 de Abril la Asociación Legado Expo zaragoza 2008 fue oficialmente recibida en la Delegación de Gobierno por el Subdelegado en Zaragoza, Sr. D. Ángel Val Pradilla para tratar el tema de la realidad del Pabellón de España en la Expo.
En el transcurso de la reunión se les informó que el proyecto de transformación del Pabellón de España sigue adelante y que se siguen realizando las gestiones para reconvertirlo en un edificio con diversos usos administrativos y del Instituto del Cambio Climático.
El proceso de transformación está ralentizado por cuestiones administrativas y de cambio en el concepto arquitectónico de la reconversión que está siendo tramitado en la actualidad.

Desde la Asociación se informó del estado externo del pabellón y de la necesidad de adecentar la zona ante la inminente inauguración de la Ciudad de la Justicia, y del perjuicio que ésta apariencia produce y provoca en la zona, medios locales, nacionales y visitantes en general, siendo conscientes en todo momento de las limitaciones de actuación que desde Zaragoza se tienen con este edificio, que depende del Gobierno de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario