viernes, 24 de mayo de 2013

Dos faltas de prudencia y una conducta lamentable

Llevamos una semana negra en cuanto a accidentes en el barrio.

El martes, en Valle de Broto, un turismo atropelló a una mujer de 46 años cuando cruzaba en rojo por un paso de peatones semaforizado.  El parte fue "heridas de pronóstico reservado".

El jueves, dos ciclistas chocan entre sí en Gómez de Avellaneda, con resultado de lesiones de pronóstico reservado para uno de los ciclistas (un hombre de 71 años) y con fuga del otro ciclista.  Lamentable.

Y por último esperamos, este viernes en Sáinz de Otero, ha sido atropellado un hombre de 80 años, al cruzar en rojo otro de los pasos semaforizados.


Al final, el casco va a haber que ponérselo también a los peatones, dado que parece deporte nacional el cruzar en rojo los semáforos; y no nos damos cuenta de que el escudo es nuestro propio cuerpo, con lo cual, por mucho que la culpa sea del vehículo, llevamos todas las de perder.
Ya lo hemos dicho aquí en varias ocasiones: prudencia, educación, atención a lo que estamos haciendo, respeto a las señales.  Sólo así conseguiremos eliminar estas penosas situaciones.

1 comentario:

  1. Quisiera aclarar, aunque haya pasado tiempo, que la peatón atropellada en valle de Brotó cruzaba con el semáforo en verde para los peatones. Fue el conductor del vehículo quien se saltó el semáforo en rojo.

    ResponderEliminar