viernes, 13 de septiembre de 2013

Los accidentes del despiste

Después de que la semana pasada un motorista sufriera un grave accidente en la calle Segundo de Chomón, cerramos el día 10 de septiembre con un negativo balance para los conductores y peatones en Zaragoza; sin embargo, podemos señalar un elemento común en la mayoría de los sucesos de este día: el despiste.

Repasando las noticias relacionadas con el tráfico (Europa Press. Zaragoza| 10/09/2013), leemos que una mujer fue atropellada cuando se apeaba de un turismo y cruzó una calzada del barrio Oliver. Debemos extremar la precaución al salir de cualquier vehículo, ya que puede aparecer otro vehículo que no haya visto bien nuestro movimiento y se produzca un indeseado accidente de graves consecuencias. 

En el mismo barrio se produjo otra colisión entre dos vehículos, por no respetar uno de ellos el ceda el paso, sí, esa extraña señal con forma de triángulo que algunos grafiteros se empeñan en pintar en las calzadas.

En el barrio de Santa Isabel también se produjo una colisión entre dos vehículos, al incorporarse uno de ellos a la vía principal "sin tomar las debidas precauciones", esto es, sin mirar, como salen muchos de su estacionamiento o de una vía secundaria, que parece que sólo estén ellos en el mundo.

Y por último, en nuestro barrio, en la calle de José María Beltrán, y mientras descargaba su camión, un hombre cayó del vehículo al ser alcanzado por otro turismo. Dicen que la conductora del turismo dió negativo en el test de alcoholemia, pero muy despierta no debía de ir para empotrarse contra un camión parado.

Podemos extraer varias consecuencias de este resumen, pero la más importante, bajo nuestro punto de vista es que circulamos o caminamos cual zombies en busca de alimento.  No nos fijamos en los vehículos o personas que están a nuestro alrededor y provocamos sin querer, o sufrimos nosotros mismos, lesiones y accidentes que bien se podrían haber evitado.  Y esto es aplicable a peatones, ciclistas, y conductores por igual.  De nada sirven las campañas de tráfico si nosotros mismos no somos conscientes de nuestro entorno.
Y no me vale como excusa lo de que el peatón es el más débil, pues aunque sea cierto, también es cierto que es el elemento que más capacidad de reacción tiene, y por culpa de una conciencia embotada, o despiste, pierde esa importante ventaja.

Por eso nos siguen gustando los carteles que acompañan a los cruces peatonales con la vía del tranvía, pero lo lamentable es que nos lo tengan que seguir recordando.


¿No pensáis que esto pasa?  Pongamos de nuestra parte por evitar accidentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario